• El Rey Trasgo

    La Ciudadela, silenciosa guardiana de la paz gobernada por tres naciones, vigila los reinos del hombre navegando los cielos. En un pueblo del frío norte, dos amigos descubrirán un libro vinculado a un enigma del ayer y a un hombre entre la vida y la muerte. Nacido de la pluma de un poeta, les descubrirá los secretos que moran en las montañas a través de una historia en la que conservar la vida vale más que conservar la humanidad. El mundo apura sus últimos latidos... Y en la cima de los Picos Negros, contemplando el paso del tiempo entre delirantes pensamientos, el Rey Trasgo aguarda el momento de construir sus sueños a partir de sus cenizas.

  • La Reina Oscura

    Álex, cuyo hermano ha quedado en estado de coma tras una grave enfermedad, se verá arrastrado por un siniestro personaje hacia un mundo fantástico. Allí deberá averiguar si su hermano se encuentra retenido por la Reina Oscura. Para ello se enfrentará a peligros insospechados con la ayuda de unos compañeros maravillosos, aunque algo peculiares.

  • El Letargo del Pájaro de Fuego

    Un virus desconocido está sumiendo en un extraño coma a los ciudadanos del planeta Arkadia. La doctora Aldrim, eminente científica, vuelve a su planeta natal para estudiar el virus y frenar su avance. Cuando regresa a Arkadia vuelve a sufrir el totalitarismo del gobierno arkaniano y la fuerza militar, que someten a la ciudadanía bajo la tiranía del poder. Recluida en una base militar buscará una cura para la plaga con la ayuda de su equipo.

  • La Lágrima de la Luna

    Existe un mundo más allá de la realidad, más allá de toda lógica, más allá de la razón. Allí, los sueños de todos los seres vivos conviven unos con otros y cualquier cosa es posible.

  • Butterfly. Ópera Espacial en 5 cuadros

    Más allá de los sistemas dominados por la Autoridad Interestelar, más allá de las galaxias conocidas y de toda civilización, les aguarda un mundo con tantas posibilidades como trampas naturales esperan a que caigan en sus redes...


"¿Qué tienen en común dos hermanos gemelos, una multinacional que pretende competir contra las mismísimas estrellas, una galaxia far, far away, un gótico castillo, el mito de Adán, la biotecnología, una estrella abocada a ser engullida por un agujero negro, la mitología griega y un enigma como “bonus track”? Sencillo: “Orpheus”, un pequeño gran relato". - Fantasymundo


Orpheus es buena, rematademente buena, jodidamente buena. Sabía que el nivel del Domingo Santos era alto pero mentiría si dijera que esperaba encontrarme con una obra de semejante calidad. Por lo general, no me gusta crear tan altas expectativas en los lectores de estas reseñas, pero confío plenamente en que nadie que decida agenciarse esta novela quedará decepcionado. - Espada y Brujería


"El autor nos propone una historia que desde un principio nos permite engancharnos". - Los Octaedriles




"Unos personajes bien construidos, una historia apasionante y unas referencias a los mitos griegos clásicos, hacen que sea una novela muy recomendable". - Ficción Científica

"Resumiendo, que es una novela que nadie, repito, nadie, que se considere fan de la ciencia ficción debería dejar de leer. Y aconsejo a muchos escritores que la lean. Aprenderán muchas cosas, eso seguro". - ELO de Voro Luzzy


"Orpheus es, en definitiva, un canto a la mejor ciencia-ficción, esa que te transporta a otros universos y que nos hace, de nuevo, soñar como un niño hechizado por las estrellas". - Via News


"Y, la resolución final al enigma es uno de los puntos fuertes de la novela. Incluso cuando creíamos que ya todo finalizaba, aún “le quedan fuerzas” para acabar con un final, digamos apoteósico, que podríamos decir que llegó a sorprenderme". - Planetas Prohibidos


"Que no os engañe el formato, pequeño y de unas 168 páginas, porque lo que tenemos entre manos es una gran novela. Al menos es de esas historias que son capaces de engancharte desde la primera hasta la última página, no en vano fue la novela ganadora del Certamen Domingo Santos 2012". - La luz de Léoen

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡No te cortes!